Cultura

ASCO: capturando el espíritu rebelde en las “no movies”.

El colectivo exploró la identidad, la representación y el activismo chicano a través del performance art durante los años 70 y 80.

Los artistas originarios del este de Los Ángeles Harry Gamboa jr, Patssi Valdez, Gronk y Willie Herron conformaron el grupo Asco, haciendo referencia, de forma sarcástica, a lo nauseabundo y despectivo de sus producciones. Fascinados por elementos de la cultura mexicana, tales como el muralismo, la virgen de Guadalupe o la iconografía azteca, sus obras gravitaban entre varios géneros y técnicas, produciendo fotografías, happenings, videograbaciones, fotonovelas y poesías. Su intención principal era visibilizar el arte chicano en una época donde parecía casi imposible la presencia de creadores méxico-americanos o latinoamericanos en instituciones artísticas (aka museos, galerías).

Para contextualizar un poco, los orígenes performativos surgieron a partir de las ideas y puestas en escena de futuristas, dadaístas y surrealistas, a inicios del siglo XX. En la década de los 50, las producciones evolucionaron hasta llamarse happenings, las cuales buscaban eliminar la barrera entre el público y el artista para lograr una interacción dinámica y significativa con los espectadores, llevándose a cabo en diferentes espacios o localizaciones.

Some of Vito Acconci's most influential performances – Public Delivery
Vito Acconci. Step piece, (1970).

Ya en los años 60, el performance art se utilizaba para describir obras donde el cuerpo del ejecutante se veía involucrado en diversas acciones, acompañadas de música, danza, incluso, objetos específicos. Entre los artistas mas influyentes de este genero se encuentran Marina Abramovic, autollamada la madrina del performance, Vitto Acconci, Yoko Ono, Bruce Nauman y Ana Mendieta, por mencionar algunos.  En el caso de las agrupaciones, “fluxus” fue una de las más celebres y reconocidas durante los cincuentas, sesentas, ya que tomaban inspiración de la filosofía expuesta por Marcel Duchamp para abordar la relación entre lo cotidiano y el arte.

En el caso de ASCO, algunos de sus integrantes se conocieron mientras estudiaban el High school y a partir de ese momento decidieron unir fuerzas para crear sus propias manifestaciones artísticas. De 1971 a 1975 desarrollaron la guerrilla- style performances inducidos por los movimientos sociales y raciales, la violencia policial, el avant garde, así como la intervención de la comunidad chicana. Uno de sus primeros performances fue Spray Paint LACMA en 1972, en respuesta al curador del museo quien manifestó que los artistas chicanos realizaban grafitti y no arte. Con esta acción el colectivo buscaba transformar el espacio interno del museo, reflejándolo en las calles como símbolo de protesta y desobediencia civil.


ASCO, Spray Paint LACMA (1972).

Durante su último periodo entre 1976 a 1987, la agrupación creo las “no movies”, películas inexistentes, donde exponían una critica hacia el acceso limitado de las minorías a las tecnologías, así como la nula representación de estas en los medios masivos. Reconfigurando elementos de la cultura popular, en este caso el ideal del cine Hollywoodense o la celebridad, presentaban lo hegemónico de los medios desde un punto de vista satírico. En palabras del propio Harry Gamboa “Fueron diseñadas para crear una impresión de factualidad, dándole al espectador información sin ningún tipo de referencia”.

Dichos films podían ser mostrados tanto en un contexto artístico como para el público en general, siendo el correo uno de los medios para circular y difundir sus obras, lo que les permitió contactar con otros artistas a nivel internacional. Entre sus principales influencias se encontraba la serie fotográfica film still de la artista Cindy Sherman. En ambos trabajos se observa la referencia a un ambiente cinematográfico, donde los artistas desempeñaban una labor propia al financiar sus producciones, diseñar su vestuario, y personificar una variedad de situaciones ante un escenario radical.

En el año 2013, el Museo Universitario de Arte contemporáneo (MUAC), realizó una retrospectiva de su trabajo con la exposición élite de lo oscuro. La muestra reunió una documentación de sus primeras manifestaciones en la calle y un catalogo de fotografías y diapositivas asociadas a las “no movies”.

A pesar de su “corta” trayectoria, ASCO influenció y fungió como punto de referencia para nuevas generaciones de artistas. Sin embargo, el arte chicano continua operando su revalorización en los museos de los Estados Unidos, a favor de una cultura multiracial y multilinguistica. La labor de cuatro jóvenes creadores, o como ellos mismos se autonombraban “celebridades de una cultura fantasma”, no ha pasado desapercibida, manteniendo su relevancia casi cinco décadas después.

Fuentes

Galería de la Raza.

Your Art Disgusts Me: Early Asco 1971-75.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s