Arte y Educación·Artes Escénicas·Filosofía del Arte·Historia del arte·Patrimonio Cultural·Prácticas contemporáneas·Teoría del Arte

¿La guerra es un arte?

Todos hemos leído o tan siquiera escuchado hablar de El arte de la guerra de Sun Tzu, un tratado de estrategia militar cuyo contenido habla principal e irónicamente de cómo evitar un conflicto y en caso de tenerlo, finalizarlo lo más rápido posible pues, dentro de la propia mentalidad del mencionado filósofo y general militar de origen chino, las guerras largas no benefician a nadie.

Desde luego que en Bitácora Espacial no haremos un análisis de un tratado militar, si empiezo esta entrada de esta manera es más para poner atención en el título del libro en sí. El arte de la guerra, ¿Es realmente la guerra parte de estas expresiones o simplemente se ha extendido de sobre manera el título de “arte”? Para responder a esto primero debemos saber un poco de historia.

Soldados de terracota procedientes del año 200 antes de Cristo encontrados en 1974. China.

Es difícil establecer un consenso generalizado de arte a día de hoy, cosa que no siempre ha sido así. Muchos siglos antes de la invención de las academias contemporáneas de arte, se podía definir al mismo como una creación que requería ser llevada con soltura, maestría y precisión, por lo que en la Antigua Grecia, un buen zapatero podía ser considerado tan buen artista como un escultor.

Otra cosa que debemos entender sobre esta consideración del arte es que es un concepto bastante occidental pues, en territorios como el asiático contemporáneo a la Grecia clásica y antigua, se daba el desarrollo de las llamadas artes marciales, ¿Y por qué son artes? Manteniéndonos cercanos a la definición antigua que dimos sobre el arte, las mismas se pueden considerar dentro de este grupo gracias a que conlleva soltura en el cuerpo, precisión de movimientos y maestría para lograr la apropiada realización de las mismas, además de que conllevan una estética muy propia, desde el estilo de las armas hasta el uniforme y que pueden ayudarnos a diferenciar una de otra.

Dos jovenes realizan un combate de “Kalaripayattu”, una de las más antiguas artes marciales del mundo.

Junto con los avances tecnológicos, científicos e incluso filosóficos, el mundo cambió, y el modo de hacer la guerra junto con él. Los humanos llevamos luchando entre nosotros desde mucho antes que se inventara la escritura, puede que incluso antes de caminar erguidos, pero estos enfrentamientos primigenios solían determinarse por la cantidad de soldados y armamento de los cuáles los ejércitos enfrentados dispusieran, siendo luchas improvisadas o cuyo único valor táctico consistía en el lanzamiento inicial del ataque.

Pintura rupestre sobre una guerra.

Desde tiempos del antiguo Egipto en adelante, se comenzaron a estandarizar ciertos modos de realizar la guerra, todo con el objetivo de tener una mayor organización en el campo de batalla que eventualmente dio como resultado la creación de las primeras formaciones, tácticas e incluso divisiones especializadas como la caballería o los arqueros.

Desde luego que todo esto requiere tiempo, una gran logística, disciplina por parte de los involucrados pero sobre todo, maestría, que conlleva a la soltura cuando se gana experiencia a través de la práctica. Por todo esto y sin temor a equivocarme, en el mundo previo al pensamiento contemporáneo consideraba a la guerra como un arte… Y, ¿Qué pasa ahora?

Ilustración de legionarios romanos en formación tortuga.

Es a partir de la introducción de las academias de arte a partir del siglo XVI y, posteriormente, con el establecimiento de la revolución industrial, que se da una separación entre el objeto artístico y todo lo demás, menospreciando en gran medida a aquellas cosas que de pronto pueden producirse en serie y sobre todo, tienen un valor más allá del ornamental; es a partir de estas reglas que podemos definir entonces qué es el arte como sistema moderno.

Para que algo sea considerado arte debe ser en primera una creación humana, innecesario para la vida; es decir, no ser un producto de primera o segunda necesidad, expresar algo y provenir del virtuoso, alguien que además de talento se maneje con soltura y naturalidad en su medio.

Las guerras desde luego son una creación humana, producto del fracaso en la diplomacia y nuestro primitivo pero vigente sentido de supervivencia que nos impulsa a matar a otros cuando nuestros recursos, o incluso nuestro simple modo de vida se ve amenazado, cosas que en un principio se podrían evitar, por los que llevamos 2 requisitos cumplidos hasta este punto.

Escocia por siempre, por Elizabeth Thompson.

La guerra es expresiva por naturaleza, pues el humano también lo es y cuando la vida del mismo se ve amenazada es entonces que desata su verdadera identidad, sus verdaderos sentimientos, los cuales en su mayoría son odio, temor y tristeza, pero que desde luego las guerras suelen ennoblecerse durante los tiempos de paz, teniendo como ejemplo las pinturas románticas del siglo XIX como la que pueden observar arriba de este párrafo, en donde se busca el patriotismo, la lealtad y la valentía.

Respecto al último punto, de nada serviría un ejército de leones comandado por una oveja, por lo que todos los ejércitos del mundo quieren o buscan tener una persona experimentada, llena de conocimiento sobre este medio, pues es en el mismo en el que el caro lienzo que es el ejército dependerá de que se convierta en una obra que valga la pena pagar.

Es debido a estas razones que concluyo que la guerra es un arte en todos los sentidos, muchas veces teniendo a su disposición a otras como lo es la arquitectura, que busca edificios difíciles de penetrar para sus enemigos y fáciles de proteger para sus habitantes o incluso la música y la pintura, a modo de retrato de lo que se vive en el campo de batalla o incluso como mera propaganda, pero en cualquier caso, si alguna vez te preguntaste si la guerra es un arte, la respuesta es .

-Der Ausländer
Roll Call“, por Elizabeth Thompson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s