Bitácora Fílmica·Cine·Cultura

Top 5 de películas infantiles

Una de las máximas de Bitácora Espacial es que el arte no tiene por qué estar alejado de los pequeñines de la casa. Y, por esta razón, decidimos hacer una entrada especial, para que veas unas películas con los demonios de tu adoración y ¿por qué no? además pasar un buen rato, hablen de temas importantes que les ayuden en su desarrollo y puedas guiarlos en algunos de los problemas que tengan.

Por eso, aquí te traemos nuestro top de películas infantiles que gustarán a los pequeñines y a los grandotes con corazón de niño.

1 Los Increíbles. (2004, Disney/Pixar)

Los Increíbles

La película de Brad Bird nos presenta a una familia de superhéroes que enfrentan problemas típicos de una familia común y corriente. Y en eso reside la magia de la primera cinta, porque aunque son personas con grandes habilidades, tienen dilemas que aquejan a chicos y grandes: el padre está estancado en un trabajo sin futuro; la madre se siente presionada a mantener unida a la familia; la hija mayor sufre del síndrome de la adolescencia, donde busca esconderse del mundo pero quiere salir con un muchacho; el hijo de en medio es hiperactivo y quiere probarse ante el mundo, pero es limitado por su propia familia; y el bebé es una caja de sorpresas que aun no se ha revelado.

Como dato curioso, cada personaje tiene un poder que es precisamente su personalidad: el padre es fuerte y carga con la familia; la madre se estira para todos; la hija es invisible para esconderse fácilmente; el hijo termina siendo una bala por su gran inquietud y el bebé, bueno, es harina de otro costal. Sin duda puede servir para que tus hijos y tú entiendan la importancia de comunicarse y convivir.

2 Coraline (2009, Laika)

Coraline

Esta cinta puede ser perturbadora y esa es precisamente la intención. Narra la historia de una niña llamada Coraline- no Caroline– que se muda a un pueblo con sus padres quienes, presionados por terminar su catálogo de jardinería, la ignoran un poco y ella se siente abandonada en esta nueva aventura. Sin embargo, pronto descubre que hay algunas cosas extrañas, como un gato negro que la observa, un niño que quiere ser su amigo y una puerta secreta que resulta ser un acceso a otro mundo. Aquí, encuentra una versión más amigable y amorosa de sus padres, pero con la peculiaridad de que no tienen ojos, sino botones, como la muñeca de sí misma que encontró en el mundo real.

Con el paso de los escapes que hace, se da cuenta que este mundo “bueno” es más oscuro de lo que cree, donde la Otra Madre revela sus verdaderas intenciones y termina siendo una prueba para Coraline de lo que debe y no debe hacer. Aunque pareciera una película muy oscura para los niños, debemos de hablar con ellos de temas importantes, tales como siempre hablar de sus sentimientos, que tienen derecho a nuestra atención… y también que puede haber momentos en que no podamos darles el cien por ciento de ésta, pero no por eso los amamos menos. Sin embargo, la lección más importante me parece la siguiente: no deben confiar en cualquiera, pues aunque puedan parecer BIEN INTENCIONADOS, no sabemos sus verdaderas ideas tras de su máscar. Es una plática que merece sentarnos con ellos después de ver el filme y explicarles que el mundo no es todo color de rosa.

3 Batman: Mask of the Phantasm (1993, WB Animation)

Batman: Mask of the Phantasm

Sí, puse una cinta de Batman aquí. Pero hay una razón para ello y la explicaré a continuación. Batman es uno de los personajes favoritos de chicos y grandes, pero muchas veces se deja de lado su parte oscura y conflictiva en aras de ver solo al héroe encapuchado. En esta cinta, nos presentan la historia de Bruno Díaz antes de volverse Batman-en la serie animada de los 90’s- donde conoció a una joven Andrea Beaumont en el cementerio donde están enterrados sus padres. Enamorados a primera vista, empiezan una relación que hace dudar al joven Díaz de combatir el crimen. Ella es hija del empresario Carl Beaumont, que se involucra con la mafia de Ciudad Gótica y provoca problemas a esta joven pareja. ¿Por qué? Porque su hija y Bruno estaban profundamente enamorados y él estaba listo para proponerle matrimonio… pero lo importante aquí es que él incluso habla en la tumba de sus padres y les pide que lo disculpen por no seguir la venganza que juró, pues cree que merece ser feliz. Al ser abandonado por ella por medio de una carta, cae en la oscuridad y decide ser el justiciero nocturno, sin darse otra oportunidad.

Ella también toma el camino de la venganza tras el asesinato de su padre por la mafia, cayendo en un círculo de destrucción que no se completa y termina hasta cierto punto, inconcluso. Por un lado, aunque ella logra aniquilar a buena parte de los asesinos de su padre, se queda sola y devastada, incompleta. Y por otra parte, Bruno decide concentrarse es su cruzada contra el crimen, con el corazón roto y sin permitirse sentir de nuevo esa cosa llamada amor. ¿Por qué es importante que lo veamos con los niños? Porque nos permite explicarles que todos tenemos derecho a la felicidad a pesar de sufrir alguna pérdida y que precisamente la venganza solo lleva a un camino de destrucción y odio que, más allá de una gratificación momentánea, no resuelve nada el fondo.

4 El Rey León (1994, Disney)

El rey León

¿Una historia de un regicidio shakespeariana donde un par de vagabundos adoptan al heredero de un reino y lo hacen hippie, para después enfrentar a su tío psicópata y fascista para reclamar su reino y restaurar el orden? Sí, por favor.

Olviden la versión de 2019 de esta cinta, esa no existe y no sirve. Nos vamos a la de 1994 donde conocemos a Simba, un cachorro de león que es un príncipe y que desea ser un rey, pero de manera infantil y sin saber bien lo que implica. Como su padre Mufasa le explica, es una gran responsabilidad y debe vigilar que se cumpla el ciclo de la vida, donde no se destruya el delicado balance del reino africano-y del ecosistema, dicho sea de paso- Pero como toda película animada necesita un villano, el hermano menor del rey, Scar, planea un golpe de Estado para apoderarse del trono y, de paso, establecer su visión de cómo gobernar. Desde la impresionante escena de la estampida, las canciones y la animación y, sobre todo, los momentos memorables, los pequeños de la casa quedarán fascinados… y tú, como padre, puedes explicarle unas cosas. En principio, decirles que la vida implica también la muerte y que es un tema natural, parte del ciclo de la vida.

Luego, que la vida no es solo alegría ni cantar, sino momentos trágicos y llenos de lecciones, que nos servirán para aprender de nuestra realidad y nos darán armas para poder seguir viviendo. Ponle de ejemplo cuando Rafiki golpe a Simba adulto. ¿Le dolió? Sin duda. Pero al intentarlo golpear nuevamente, se quitó y pudo evitar ser lastimado otra vez. ¿Por qué hizo eso Rafiki? para enseñarle que la vida son lecciones que, aunque duelen, nos permiten aprender y que no debemos huir del pasado, porque es parte de nosotros.

5 The Karate Kid (1984, Columbia Pictures)

Karate Kid

Aunque es más reciente la versión de 2010 y no es mala, me parece más significativa la de 1984. Cuenta la historia de un joven llamado Daniel LaRusso que se muda con su madre a Los Ángeles desde Nueva Jersey y debe aprender a adaptarse a su nueva vida. Sin embargo, aquí se encuentra con unos abusadores que lo usan de muñeco de golpeo porque han aprendido artes marciales y lo usan de manera incorrecta-esto es, para provocar un daño– Al ser perseguido hasta su casa, lo defiende el conserje-portero del edificio Nariyoshi Miyagi o, simplemente, Señor Miyagi, quien les da una lección a los abusadores con sus profundos conocimientos marciales. Para superar en parte sus miedos e imponerse a sus adversarios, el Sr. Miyagi acepta ser el entrenador de Daniel-San para competir en el torneo de Karate y mostrar su valía.

¿Qué podemos enseñarle a nuestros hijos? Bueno, por principio, que NADIE debe golpearlos sin razón justificada ni mucho menos ser golpeados entre tres o cuatro personas a la vez. Posteriormente, que tampoco debemos buscar problemas donde no los hay –como la escena del baile de Halloween– y que nuestras acciones traen consecuencias indeseadas, aunque totalmente injustificadas en el modo en que nos las presenta el filme. De igual manera, que las artes marciales son una disciplina para defensa y filosofía, no para presumir movimientos vistosos a nadie y mucho menos para herir a otros. Por último, que precisamente la disciplina y el entrenamiento son vitales para lograr aprender algo nuevo, pero que merecen el cien por ciento de nuestra atención.

¿Les gustó este top, Bitacoristas? Recuerden que nuestra sección fílmica sale cada jueves. ¡Los esperamos!

-Greg Graffin

Puntuación: 1 de 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s