Apreciación Artística·Cultura·Historia del arte·Música·Prácticas contemporáneas

Un paseo por la vida y obra de Stevie Wonder

Con 25 grammys, 33 álbumes lanzados y 60 años de carrera es difícil no identificar el nombre de Stevie Wonder, un hombre que no sólo se ganó su lugar en la industria de la música sino que también la transformo, y es por esta importancia que hoy en el Post de Apreciación veremos algunos puntos claves de su vida.

Stevie Wonder a los 11 años

Nacido un 13 de mayo de 1950, Stevland Hardaway Morris fue prematuro, por lo que tuvieron que meterlo dentro de una incubadora, donde, a causa de la gran cantidad de oxígeno, sus retinas no lograron desarrollarse, quedando ciego de por vida. Pese a esta dificultad, desde temprana edad aprendió a tocar diversos instrumentos, de los cuales se destaca el piano, la batería y la armónica, además de cantar en el coro de su iglesia local, y gracias a su talento, ficho a la temprana edad de 11 años con la discográfica  Motown. El dueño de la compañía previamente mencionada, al quedar fascinado con el talento del joven muchacho lo bautizó como “Little Stevie Wonder”. Este alias se quedaría con él por el resto de su carrera.

Little Stevie Wonder tocando el piano

Los primeros años de la pequeña maravilla en la industria musical los pasó al ritmo del blues característico de su primera disquera, cuyo primer gran éxito fue “Uptight (Everything’s Alright)”, compuesta por Sylvia Moy, recibiendo sus primeras dos nominaciones a los premios Grammy a la corta edad de 15 años.

Con el paso de los años y con ahora un Stevie Wonder maduro y curtido en la industria, encontró un hábil abogado que le permitió firmar un contrato con la Motown en el que, como punto principal, tendría libertad creativa total de sus canciones. Gracias a esto, Stevie realizó el álbum “Music of my Mine” en su totalidad, siendo el compositor, arreglista, productor e incluso siendo el músico detrás de todos los instrumentos usados en el álbum, algo sin precedentes en el mundo de la música.

Carátula del álbum “Music of my mind”

La década de los 70’s había empezado bien con la realización del álbum Music of my mind y por supuesto la creación de Superstition, una de sus obras más características. A pesar de un accidente de auto en donde perdió el sentido del olfato, el resto de la década sólo supuso logro tras logro para el artista, ganando sus primeros 14 premios Grammy.

Carátula del sencillo “Superstition”

Durante los 80’s Wonder supo ampliarse a un nuevo público a través de las colaboraciones con artistas de la talla de Michael Jackson, además de sacar álbumes como Hotter Than July, pero sobre todo, participó en la producción de la película “la chica de rojo” de 1984 con la canción “I Just Called To Say I Love You”, su más grande éxito y cuya influencia se notó en toda la música pop lanzada posteriormente a ésta. Cabe destacar que por esta canción ganó el Oscar a mejor canción original en 1985.

Póster de la película “La chica de rojo”

Ya con una vida de logros a sus espaldas, en la década de los 90’s Stevie realizó colaboraciones con artistas como Luciano Pavarotti, además de recibir premios tan distinguidos como el “Premio de Música Polar”, otorgado únicamente a artistas cuya relevancia haya sido trascendental para el desarrollo de la música.

La vida de Stevie no sólo ha sido dedicada a la música, sino también al activismo, pues, en los 80’s inició una lucha para establecer el nacimiento de Martin Luther King como día festivo en los Estados Unidos, además de que en tiempos más recientes fue un partidario abierto de Barack Obama, llegando a tocar en la presentación inaugural del mencionado ex presidente.

Stevie Wonder durante la presentación inaugural de Barack Obama

La lista de artistas para los cuáles Stevie Wonder ha compuesto y/o colaborado con una cantidad de artistas casi interminable, desde los Red Hot Chili Peppers hasta Ariana Grande, las grandes producciones de la música pop suelen tener la influencia de Stevie aunque sea de manera implícita, por lo que es difícil imaginar un mundo sin su genio. Stevie Wonder demostró que no hay límite físico para el desarrollo del talento siempre que se tenga la disposición para hacerlo, pues tal y como él dice, “Sólo porque un hombre no pueda usar sus ojos, no significa que tenga falta de visión”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s