Apreciación Artística·Cine·Cultura

Bitácora Fílmica. The Spy Who Loved Me (La espía que me amó) 1977

Roger Moore en su mejor papel como 007

Dirigida por: Lewis Gilbert

Protagonizada por:

Roger Moore
Barbara Bach
Curd Jürgens

Sir Roger Moore debutó con el pie derecho como James Bond en 1973 en Live and Let Die, pero en The Man with the Golden Gun se encontró con una crítica feroz y poco éxito económico, por lo que era vital resucitar al agente 007 en la tercera cinta de Moore.

El resultado fue un éxito rotundo, entregando no solo la mejor cinta del actor como Bond, sino una de las mejores de la saga. La trama es algo muy típico del ambiente de la guerra fría, donde submarinos nucleares son secuestrados, pero no por una potencia, sino por un megalómano millonario llamado Stromberg que quiere detonar una guerra atómica y así rehacer una civilización en su base submarina de Atlantis. Algo muy similar harán en la secuela, Moonraker.

Sin embargo, es ahí donde aparece Bond quien debe primero hacer un escape fenomenal en esquís sobre la nieve, asesinar a agentes soviéticos y enfrentarse en la competencia de la búsqueda de un microfilm para un sistema de rastreo submarino. Su rival, la agente soviética XXX -interpretada por una bella pero letal Barbara Bach– resulta un excelente contrapeso para 007, pues tiene un apetito sexual como él, es más hábil físicamente y resulta que uno de los asesinados por Bond era su pareja sentimental.

Aunado a esto, vemos al músculo de Stromberg llamado simplemente Jaws, un asesino con dientes de acero que busca lo mismo que los espías, pero que no se detendrá por nada para conseguir su objetivo. Su sola presencia se volvió icónica al instante, siendo uno de los “malos” más queridos por los fans.

Roger Moore también es notorio en esta cinta, pues muestra una actuación buena como Bond, menos cómica y más atrevida en sus acrobacias y su sangre fría. Lo vemos actuar sin duda de manera más decidida en el papel, sacudiéndose de una vez por todas la sombra de Connery e imprimiéndole su propio estilo. El punto criticable es que la historia es cliché y de eso no hay duda. Pero no necesariamente hacer algo ya probado significa que será malo, sino que requiere armar las piezas correctas que le den fluidez al producto y, The Spy Who Loved Me lo tiene.

Calificación: 5/5

-Greg Graffin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s