Apreciación Artística·Historia del arte

Un paseo por las pinturas de Rembrandt

Rembrandt Harmenszoon van Rijn fue un destacado pintor de la edad de oro neerlandesa, cuya obra se estima en alrededor de 400 grabados, 600 pinturas y 2000 dibujos.

Autorretrato, 1630.

Rembrandt se destacó desde muy temprana edad como un artista talentoso y con una perspectiva novedosa para la época, pues, en sus retratos podemos observar la naturalidad de sus personajes tanto en su pose como en sus facciones, haciendo un gran contraste con los valores dejados tras el renacimiento, en donde se rescató la manera de recrear figuras humanas únicamente desde sus puntos más bellos, algo que este artista hizo a un lado en favor de crear retratos mucho más fieles a la realidad de cada persona, un punto que le hizo ganar una gran popularidad.

Retrato de Hendrickje Stoffels, por Rembrandt Harmenszoon van Rijn, 1656
Retrato de Nicolaes Ruts, por Rembrandt Harmenszoon van Rijn, 1631

Como podemos ver, sus obras llenas de naturalidad en sus personajes van acompañados de una luz anti natural que suele nacer de los personajes o de algún punto que no es el sol, esto se vio acompañado de una notable técnica de claroscuro que llamó mucho la atención de diferentes gremios poderosos de la época, quienes le encargaron varias pinturas que a través de los años, se convertirían en algunas de las piezas más conocidas de este artista.

Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, por Rembrandt Harmenszoon van Rijn, 1632.

En esta obra en cuestión, la luz nos indica la importancia que tienen los personajes, los cuales tienen la mirada clavada hacia diferentes ángulos, incluso la del profesor que manipula el cadáver, también cabe resaltar el hecho de que la luz tiene distintos puntos de origen, siendo la del cadáver la más llamativa, pues nace directamente de sí mismo.

La tormenta en el mar de Galilea, por Rembrandt Harmenszoon van Rijn, 1633.

A lo largo de los 63 años de vida de Rembrandt, tuvo escasos periodos de estabilidad, pero logró mantenerse gracias a sus trabajos, en los cuales invertía una gran cantidad de material pictórico para lograr los resultados que hemos visto a lo largo de este post, por lo que le costaba generar un equilibrio entre su vida profesional y privada, dejando pocos recursos para esta última, debido a esto, en 1656 tuvo que vender varias de sus obras para evitar la bancarrota.

Además de estos problemas, sus 4 hijos de su primer matrimonio con Saskia van Uylenburgh fallecieron al poco tiempo de nacer, el único que sobrevivió hasta la madurez fue Titus van Rijn, quien murió a los 26 años de edad. La esposa de Rembrandt, la mencionada Saskia, también falleció a temprana edad debido a la tuberculosis.

Retrato de Saskia van Uylenburgh, realizado por Rembrandt Harmenszoon van Rijn, 1635
Retrato de Titus van Rijin, por Rembrandt Harmenszoon van Rijn, 1660

– Der Ausländer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s