Apreciación Artística·Historia del arte

Un paseo por las pinturas de Joseph Mallord William Turner

J.M.W. Turner nació un 23 de abril de 1775 en Londres, hijo de un barbero y una ama de casa que sería recluida en un psiquiátrico tras la muerte de la hermana menor de William. Debido a esto, Turner fue a vivir con su tío materno a las afueras de Londres, lugar en donde comenzó su interés por la pintura.

William entró en la Royal Academy of Art a la temprana edad de 14 años, en donde exhibió su primer óleo llamado Fishermen at Sea en 1796, pintura que ya muestra las características del estilo que desarrollaría William a lo largo de su vida, enfocándose en el género del paisajismo y que en su etapa tardía pasaría a ser un estilo más propio que lleva por nombre “rompecabezas fantásticos”.

J. M. W. Turner, Fishermen at Sea, 1796.

Turner fue reconocido desde los 23 años como un académico, por lo que realizó varios viajes a través de Europa para mejorar su técnica, aprovechando su tremenda independencia económica como herramienta para desarrollar su técnica.

J.M.W. Turner, El naufragio.
J.M.W. Turner, Barco de vapor en la desembocadura de un puerto en tormenta de nieve, 1842.

Como podemos ver en las pinturas anteriores, la temática central dentro de las obras de Turner es mostrar el poder de la naturaleza sobre el ser humano, pero conforme sus años fueron avanzando, empezó a concentrarse más en la luz y los colores de su reflejo.

Si bien las pinturas de Turner son paisajistas, tiene algunos trabajos que reflejan momentos críticos en la sociedad británica, por ejemplo, en 1840 realizó “barco de esclavos”, en donde se ven los crímenes cometidos por la tripulación del barco negrero Zong que iba con rumbo a Jamaica, durante el recorrido del mismo, empezó a escasear el agua, por lo que la tripulación optó por tirar al mar gran parte de los esclavos que transportaba, muriendo 142 africanos en el acto. Este trágico suceso ocurrido en 1781 fue uno de los motivos por los que la esclavitud fue finalmente abolida en Inglaterra, aunque la misma llegó hasta 1833.

J. M. W. Turner, Barco de esclavos, 1840.
J. M. W. Turner, El Temerario remolcado a su último atraque para el desguace, 1839.

En la pintura anterior, se añade un comentario sobre su vejez, pues, “El Temerario” fue en su momento una de las joyas de la Royal Navy, pero que aún lucir excelente, había quedado desfasado y sustituido por los barcos de vapor, menos agradables visualmente, pero más eficiente, algo que también se aplica para las generaciones de adultos mayores, con más experiencia y mejor preparación, como el caso de Turner en 1839, pero mucho menos eficaces en comparación con los jovenes.

Turner tuvo su última exposición en la Real Academia en 1850 y finalmente murió un 19 de diciembre de 1851.

– Der Ausländer.

J. M. W. Turner, Autorretrato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s