Cultura

La cultura de la cancelación. Parte II.

La última vez que nos encontramos hablamos sobre como la cultura de la cancelación y las noticas falsas han creado desinformación y un marketing de la ira. En esta ocasión, nos toca hablar sobre el otro lado de la moneda. ¿Qué pasa cuando la cancelación esta bien encaminada? ¿tienen un sentido real boicotear en redes a una figura pública?

Para su consideración, les presento a J.K. Rowling. Escritora de origen inglés, una de las autoras más redituable de los últimos años. Se estima que su obra cumbre, la saga de Harry Potter¸ ha recaudado más de 650 millones de dólares hasta 2017 solo con los libros. Además, la serie de libros ha generado películas, videojuegos, convenciones y parques temáticos alrededor del mundo.

Sin duda, sus libros también han abierto las puertas de la literatura a niños y jóvenes de diferentes estratos sociales por más de 20 años. han permitido a varias generaciones enamorarse de la fantasía y de la lectura, ayudando también al éxito de diferentes sagas de la misma época y estilo.

Otro de los efectos más rescatables del mundo creado por Rowling es haber inculcado en sus lectores una mayor tolerancia a las diferencias y un mayor respeto a las minorías y grupos desprotegidos. Así lo indican estudios realizados por la Universidad de Stanford, donde los niños estudiados demostraron niveles de empatía mayores a la media.

Con este panorama en mente, es de extrañarse que la autora de una saga tan importante para las generaciones actuales profese ideas que pueden parecer tan contrarias a lo predicado en sus libros. Aun así, ella misma lo demuestra en el siguiente Tweet:

“gente que menstrua? estoy segura que habia una palabra para esas personas. Wumben? wimpud? woomud?”

Con este tweet, la autora encendió la furia y el debate en redes sociales, pues en tweets subsecuentes y archivos compartidos siguió defendiendo la postura de que solo las mujeres menstrúan y borrar la idea de “si el sexo no es real, la realidad vivida de las mujeres alrededor del mundo es borrada”.

En medio de una crisis mundial donde toda la comunidad LGBTQ+ ha encontrado sus propios espacios vulnerados tanto en su vida privada como en los medios, J.K Rowling continuó avanzando una agenda que resulta peligrosa para la identidad y seguridad de la comunidad.

En respuesta, Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint, el trio de protagonistas de la saga fílmica de Harry Potter, twittearon y postearon sobre la situación, validando a la comunidad Trans y declarando “cualquier comentario que indique lo contrario (…) va contra todo consejo dado por asociaciones de profesionales de la salud con más experticia en la materia que Jo o yo”.

el prejuicio en el arte

Baron Vladimir Harkonnen. antagonista de la saga Dune. interpretado por Kenneth McMillan en la pelicula de 1984

No es la primera ni única ocasión en que un autor o artista se posiciona o hace alusión a ideologías perjudiciales para distintos sectores de la sociedad.

H.P. Lovecraft, autor de terror cuya obra ha influenciado a muchos de los escritores de ciencia ficción y horror de nuestra era como Stephen King, era abiertamente racista y xenófobo. Muchos de sus cuentos toman presentan a las personas de color como inferiores o malvadas, tropo en el que también cae un poco Tolkien.

Frank Herbert, autor de la saga Dune escribió al principal villano de la primera entrega como un homosexual pedófilo y sádico, aún cuando su universo es uno de los mas complejos tanto en ecología, filosofía y ciencias políticas.

En el cine encontramos también diferentes caracterizaciones de personas trans utilizadas como humor o incluso como villanos de la trama. El silencio de los inocentes nos presenta a Búfalo Bill, quien se viste de mujer (incluso, en la novela original, el doctor Hannibal explica que no es trans, sino es parte de su patología), Norman Bates en Psychosis, vestido en la apariencia de su madre.

Estas caracterizaciones también son degeneraciones que han quedado en la conciencia colectiva, mostrando a la comunidad LGBTQ+ como depredadores, personajes a quién temer y huir. Sin embargo, la mayoría son productos de su tiempo y del pensamiento dominante, sin que esto las justifique. La sociedad en el pasado contaba con otros valores y otro entendimiento.

Sin embargo, la problemática con J.K. empieza al encontrar en sus escritos un espacio seguro ante este cambio de época, donde los jóvenes han encontrado una puerta de escape a este mundo donde pueden empezar a aceptarse a sí mismos y a los demás. Entonces, las declaraciones sobre sus convicciones respecto al genero y a la identidad han sido una pedrada a una de las comunidades más atacadas hoy.

Y para poner más sal en la herida, Rowling ha declarado que el antagonista de su próxima novela policiaca será un hombre que se viste de mujer para atacar a sus víctimas. Esta situación se añade a que el seudónimo utilizado por la escritora para su serie policíaca se relaciona al nombre de un seudocientífico quien como “terapia de conversión heterosexual” utilizaba electrochoques en los sujetos de prueba.

la nueva novela de J.K. Rowling bajo su seudonimo, Troubled Blood, mejor traducida como sangre de alguien atribulado. quien sabe que quiera decir.

¿Hay salida?

La polémica creada por Rowling ha llevado a que los antes fanáticos de esta saga se levanten contra la autora, no solo en redes sociales, sino con quemas de libros de la autora, foros de respuesta a la polémica y un boicot general a la mercancía oficial de la saga.

Como verán con este ejemplo, la llamada cultura de la cancelación no siempre esta plagada de la desinformación ni de la molestia injustificada de los consumidores. Muchas veces refleja situaciones latentes en cuanto a la ideología o comportamiento de los marcados. Es necesario conocer el trasfondo de las polémicas para así poder decidir quien merece ser evidenciado en sus practicas que atentan contra otras personas.

Un comentario sobre “La cultura de la cancelación. Parte II.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s