Cultura

James Bond siempre fue un cretino. Y está bien que lo sea

007

The name’s Bond… James Bond.

Una de las frases icónicas dentro del cine ha resonado en los oídos de las audiencias durante más de 5 décadas y este año saldrá uno de sus nuevos filmes, el cual llevará por título No Time to Die.

En su 25° película, el afamado agente 007 recibirá un tratamiento más… acorde a la época y Daniel Craig, el actor que actualmente lo encarga, cree que es un personaje misógino, machista y sexista. Y tiene razón. Así fue concebido el personaje por su autor, Ian Fleming, el cual no era precisamente diferente a su creación.

Ian Fleming riéndose de tus ideas.

007: en la mira de los progresistas.

Lamentablemente, hay gente que cree que James Bond debe dejar de lado su esencia, porque consideran que es incómodo verlo hoy en día. Una de las razones de estos cambios es por el movimiento Me Too, el cual busca hacer evidentes los casos de abuso sexual en la meca de Hollywood. De hecho, al momento de escribir esta entrada, Harvey Wenstein fue condenado a 23 años de cárcel. Claro está, es poco para lo que hizo, pero se hizo un cierto grado de justicia. Y nada de eso tiene que ver con James Bond y su contenido. O sí, según los ejecutivos a cargo de la cinta.

Al querer adaptar a Bond a un tiempo y criterio de un movimiento, trastoca una obra que es en principio literaria y que evade la visión del personaje que creó su autor. que luego pudo observar en el celuloide. No olvidemos esto: el agente británico es tanto un alter ego de su autor, así como una aspiración: un espía secreto que usa armas, autos, que visita lugares paradisiacos y ¿por qué no? Mantiene relaciones sexuales con mujeres hermosas.

Cuando el personaje hizo el salto a la pantalla grande, fue cuando empezaron las transformaciones en cuanto a contenido que rodea al agente, mas no su esencia: Bond empezó a usar artilugios, armas más impresionantes, autos impactantes y las mujeres fueron hermosas y distintivas en su momento. Y claro que eran un objeto para él… Con sus atenuantes, claro está, pero para eso necesitan ver las 24 películas oficiales y las 2 no oficiales.

Secuencia clásica de introducción de las películas.

007 : Las mujeres que lo amaron

Para acentuar la importancia de las mujeres en las películas de Bond, cada que se anunciaba a la co protagonista se le nombraba como la NUEVA CHICA Bond. De hecho, en un documental intitulado Bond Girls are Forever que condujo la actriz Maryam D’Abo -chica Bond en la muy menospreciada The Living Daylights– mencionaba la importancia del papel en la saga y cómo se volvían durante un tiempo las mujeres más hermosas del mundo. Y, dicho sea de paso, algunas siguen siéndolo.

Chicas Bond

Pero en esta reciente entrega está vetado decirle Chica Bond y se le debe decir Mujer Bond. Esta idea está destinada al fracaso y a la mofa. ¿La razón? Porque la gente simple y sencillamente le seguirá diciendo CHICA BOND. Es algo que escapa al control de tendencias políticas o ideológicas, ES ALGO QUE YA ESTÁ conformado como un símbolo dentro del imaginario colectivo y, como tal, pervivirá en nuestras mentes.

Como dato final, los cambios más significativos e impresionantes a la franquicia ya se dieron… en 1995. ¿Cómo es eso posible? Simple: se cambió a M, el jefe de James Bond, por un personaje femenino. Dame Judi Dench tomó el manto como cabeza de MI6 y le dijo sus verdades al agente 007:

M : You don’t like me, Bond. You don’t like my methods. You think I’m an accountant, a bean counter more interested in my numbers than your instincts.

James Bond : The thought had occurred to me.

M : Good, because I think you’re a sexist, misogynist dinosaur. A relic of the Cold War, whose boyish charms, though wasted on me, obviously appealed to that young woman I sent out to evaluate you.

James Bond : Point taken.

Efectivamente, James Bond es un misógino, machista, sexista, una reliquia de la Guerra Fría y que usa sus encantos para conseguir lo que quiere… Y ESO ES LO QUE LO HACE James Bond. Y el hecho de que su jefe sea una mujer lo hace tener que mantener la ecuanimidad, porque a pesar de ser un hombre lleno de defectos, es leal. Y esta M es la mejor encarnación de su jefe, porque impone autoridad y presencia, siendo que sus antecesores parecían por momentos más una mera excusa de las misiones que titulares del MI6.

M y 007

Con licencia… para concluir

De seguir esta tendencia “progresista”, la franquicia de James Bond caerá en un bache que se supone había librado la década anterior con Casino Royale y caerá en desgracia como Star Wars, Cazafantasmas, Birds of Prey, Terminator y otras tantas que, en aras de ser inclusivos, desgracian nombres ya establecidos.

Claro está, siempre está la opción de crear su propio contenido incluyente, como la terrible saga de películas de XXX, pero no creo que la revivan en mucho, mucho tiempo.

-Greg Graffin

3 comentarios sobre “James Bond siempre fue un cretino. Y está bien que lo sea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s