Cultura

¿Qué será primero: la novela o la película?

¿Cuántas veces no hemos escuchado que antes de ver la película, leamos el libro? ¿Cuántas personas nos han dicho que la película basada en tal novela es un asco? Todos conocemos a una persona “súper intelectual” que se rasga las vestiduras cuando ve la adaptación de su novela favorita a la pantalla grande y no es cien por ciento fiel a la historia original, ¿no? Bueno, si tú eres de esas personas que prefiere sentarse en una sala del cine antes que comprar el libro, déjame decirte que no estás cometiendo uno de los pecados capitales del arte actual; de hecho, en cierto punto, si no eres un lector ávido estás haciendo lo correcto. 

Ambas entregas son desgarradoras

Me gusta decir que en una película el director de esta te toma de la mano y te guía al momento exacto para que la entiendas y la disfrutes. Vives el instante con los protagonistas y agregando unos buenos efectos especiales y una excelente banda sonora la experiencia puede llegar a ser épica, y no digo que un libro no sea capaz de causar el mismo efecto, por supuesto que sí; sin embargo, hay que aceptar que el impacto del cine es mayor que el de una portada de un libro. 

Veámoslo de la siguiente manera: el teaser es la antesala del tráiler, que a su vez, es la antesala de la película; que en ese caso, la película es la antesala del libro. Sí, quizá y no sea muy acertado mi punto, pero me gustaría explicarlo.  

¿Y tú de qué equipo eres? #TeamLibro #TeamPeli

El teaser es un tipo de publicidad que su principal objetivo es causar intriga en el espectador con solamente información fragmentaria, que en el tráiler, toma más forma y deja solo un poco al aire esa información que faltaba, pero no demasiada como para romper su propósito. Considerando que causó esa intriga y ganas de respuestas, el espectador irá a ver la película para calmar el suspenso y saber más de lo que vio meses atrás con toda esa publicidad, pero hay veces que no todas las respuestas las tenemos en la película; hay cosas que se quedaron al aire sin resolver y para nuestra buena suerte las podemos conseguir en nuestro silencioso amigo el libro. Todas las adaptaciones como Harry Potter o Crepúsculo ya eran consideradas novelas exitosas antes de llevarlas al cine, pero había cosas que no dejaron satisfechas a las personas y su curiosidad las llevó a la lectura. La película les gustó, pero los libros les fascinaron, no hubo críticas, no hubo vestiduras rasgadas y por ende no nacieron nuestros queridos “haters”. Al tener la antesala de la película la lectura se les hizo más fluida, ya tenían un adelanto de los personajes y con la ayuda de las escenas su idea de los paisajes y lugares importantes de la historia fueron más fácil de imaginarlos.    

Así que, la próxima vez que veas una película sin haber leído la novela, no te sientas culpable, acomódate bien en el asiento con tu botana preferida y disfruta lo más que puedas de la antesala de tu próximo libro favorito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s