Cultura

De Eva a Lilith

¿Cómo se puede dejar atrás al ser inferior, el lado oscuro de uno mismo? La Real Academia Española (RAE) define a la creencia como el firme asentimiento y conformidad con algo. La creencia es la idea que se considera verdadera y a la que se da completo crédito como cierta. Ya sea por las clases de catecismo, de boca de algún familiar o incluso a través de las series como Lucifer ó Chilling adventures of Sabrina, alguna vez conocimos la historia de Adán y Eva, sin importar la religión que profesemos. Se nos ha inculcado que la creación de primer hombre y la mujer fue nacida de una costilla, siendo la versión más popular y esto no es lo grave de la historia, sino el teléfono descompuesto que se convirtió en lo que la gente cuenta y su interpretación.

LAS EVAS Y LILITHS

Aún en nuestros tiempos, las Evas y Liliths coexisten entre nosotros y la mejor manera en que su presencia se hace fuerte es a través del arte, cada una reflejada en el punto de vista del artista según la época, dadoles voz y forma, dejándolas existir.

Adan y Eva (1918), de Gustav Klimt (1862)

EVA: ¡SEÑORA, NO SE DEJE!

La primera vez que supe de Eva, fue en un programa para niños, el cual debo decir, me dejó un poco traumatizada por la manera tan oscura que abordaron el tema de la muerte. Para una niña de seis años fue un golpe colosal el saber que iba a morir en algún momento y que si me portaba mal me iría al infierno y no podría ver a mis padres. Por lo que puedo decir que me impresionó tanto la manera en que todo recayó en Eva y terminé juzgándola por dejarse envolver por una opinión externa de un animal; pensando: maldita Eva, es tu culpa. Esta historia nos hace ver que desde jóvenes, la mujer debe cargar con algo y uno lo ve de esa manera, sino tienes una explicación clara del texto y te ocurre lo que a mí me pasó: te asustas.

Conforme fui creciendo, seguía con la inquietud de esa historia, quería saber más de Eva, comencé a leer lo que se cruzara, así fue como di con la autora Elisa Queijeiro, una humanista encaminada a darle voz al reconocimiento femenino, la cual a través de su libro “Las hijas de Eva y Lilith. Conoce y sana a todas las mujeres que hay en ti”, logró sacar mis dudas sobre este tema que me atosigaba. Entre varias cosas que yo desconocía era las siguientes:

1. Su nombre real era Varona, esto por ser tomada del varón- que original Adán-. Fue hasta que fueron expulsados del paraíso cuando se le dio el nombre de Eva.

2. El fruto prohibido no era una manzana, esto fue dado por los romanos en las pinturas de los primeros cristianos al ver a esta como un símbolo del deseo.

3. La serpiente es directa, no miente ni engaña: Adán y Eva no murieron por comer; lo que obtuvieron fue una clara visión del bien y el mal.

4. Adán recibirá no sólo una maldición heredada de su acto, sino cinco castigos adicionales, que marcan su existencia para la infelicidad. Sin embargo, en apariencia Eva recibe menos castigos y de menor severidad; tres son las cosas que le impone Dios: dolor (en el parto y preñeces), fidelidad y obediencia a su marido.

5. Eva no fue expulsada. Las interpretaciones que sostienen que Dios expulsó a Adán y Eva del Edén para evitar que el hombre volviera a desobedecerlo, no están fundadas, ya que según la versión de Quejeiro, la prohibición de Dios sólo se refería a un árbol (Gn 2:16-17).

Eve and the Garden (2013) de Christian Schloe, arte digital.

En pocas palabras, la convirtieron en sumisa. Imponen la fidelidad para Eva como castigo, siendo la razón por la cual el adulterio fue tan penado en su momento hacía la mujer y que aún se ve en ciertas culturas. Lo que yo veo es a una Eva inocente, casi como un niño, por lo que sus acciones no la hacen defenderse, por el simple hecho de que ella no conoce las consecuencias, al querer vivir, al ser prácticamente un alma nueva. Una vez que son expulsados, el nombre de Eva no se vuelve a mencionar.

LILITH “NO QUIERO GANARME LA VIDA, QUIERO VIVIRLA”.

Al seguir buscando, entre las definiciones que pensé con el siguiente personaje, se enlaza bastante con Eva de maneras que ustedes ni se imaginan. Al querer describir a Lilith pensé en una sola palabra: Maldad, y al buscar su definición encontré por parte de Douglas Tenney que “la maldad moral entró en el mundo con la desobediencia de Adán y Eva. Las consecuencias de su decisión afectaron su vida así también como la creación (Gn 3:16-19)”. Mi impresión fue mucha, porque noté como ambas mujeres terminan enlazadas de una u otra forma, al menos en mi cabeza. Si Eva representa la maldad ante los ojos de los demás, es aquí donde pienso ¿Lilith representa la oscuridad? Lilith comienza a ser tomada en cuenta en el folclor hebrero a partir del siglo III A.C., aunque sus orígenes provienen de la Biblia, no aparece de manera concreta, ya que su mención en Génesis 1.27-2, que refiere a la creación del mundo, donde habla de que Dios creo al varón y hembra a su imagen, los bendijo y le dijo: “fructificad y multiplicaos”. Elisa Queijeiro nos vuelve a mencionar que en apariencia, este parte es inocente y sólo habla de la creación que se ha logrado, pero, los detalles inician cuando se lee: les creó. Es decir, no sólo hay un hombre creado del polvo, sino una mujer.

Evening Mood (1882), de Adolphe Bouguereau

Ahora bien, ¿por qué es tan temida? Simple, por el hecho de que la sutiliza no la caracteriza. Todo estaba tranquilo hasta que ella quiso algo diferente, Lilith convivió con Adán por un tiempo, en donde todo se convirtió en poco interesante y monótono, ella no se quejaba de su vida en el paraíso, únicamente pidió cambiar de posición sexual y dejar de sentirse sometida. Él no cedió, ella tampoco. Pronunció el nombre de Dios (lo cual estaba prohibido), se elevó por los cielos y abandonó el Edén. Entonces, ¿cuál fue el error de Lilith? Ninguno, pero desde una perspectiva moderna, significaba poder: el estar sobre el otro o dejar de estar debajo de él. Después de esta escena, Adán corre con Dios a quejarse totalmente humillado- debo decir que aquí aplica el amiga, date cuenta- por lo que inicia la búsqueda de Lilith por tres ángeles. Ella estaba cerca del Mar Muerto, donde habitaban los demonios; aquí se hace mención que si se habló con ella, pero se negó totalmente a volver. Es así que nace el mito de una Lilith demoniaca, con belleza exótica condenada a vivir sola, matando a los hijos del hombre a cambio de los suyos, que perdió al ser castigada por Dios y sus secretos quedan para siempre reflejados en los códigos del Zohar, el libro más antiguo de la cábala judía. Queijeiro nuevamente acertó en decir que Lilith terminó siendo temida y odiada por las mujeres, por su belleza, valentía y seducción; la libertad amenaza, es hasta que las feministas del siglo XX la trajeron de nuevo, de entre las sombras.

Lilith, John Collier, 1892, Galería de Arte Atkinson

DUALIDAD… Y OTRA

Ahora que ya saben un poco más de estás míticas figuras, es importante mencionar sobre como afectan a las mujeres principalmente; un amigo me preguntó a cuál era más parecida, si Eva o Lilith, a lo que mi respuesta fue: ambas. Una simboliza a la niña, ingenua, que no le importa lo que pueda pasar hasta el que el problema se presenta, la que se siente protegida por alguien más. Y la otra, es todo aquello que demuestra nuestro lado: no “me interesa, gracias, next”.

Y en medio de estos dos extremos, me encuentro yo misma, coexistiendo entre ellas.

BIBLIOGRAFIAS

Elisa Queijeiro, Las hijas de Eva y Lilith. Conoce y sana a todas las mujeres que hay en ti. México, Penguin Random House Grupo Editorial, febrero 2017.

Real Academia Española https://www.rae.es/

Diccionario Bíblico, J.D. Douglas Merril C. Tenney, Editorial Mundo Hispano, 2003.

Un comentario sobre “De Eva a Lilith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s