Cultura

La nostalgia en el cine: ¿Buena, mala, o algo más?

El pasado define quiénes somos y el mundo en el que vivimos hoy en día. Sin embargo, la cartelera de los últimos años, ya no decir de los últimos meses, se ha visto y seguirá plagada de películas cargadas de remakes, homenajes, referencias, call outs. En pocas palabras, llenas de nostalgia, tanto por los filmes como por la vida en el siglo pasado, un fenómeno que domina, por el momento, el presupuesto de los estudios.

Empecemos por definir algo que nos será útil para nuestra reflexión. La Real Academia Española define nostalgia como “tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida”. La nostalgia es el sentimiento que viene a nuestra mente y cuerpo cuando añoramos algún recuerdo, una anécdota, algún objeto o sujeto de nuestro pasado, los cuales provocan una respuesta anímica de felicidad pasada. Ésta es utilizada y comercializada tanto por la televisión, la industria de la moda y la música y por supuesto en mayor medida por la cinematográfica. 

Existen diferentes formas que la nostalgia puede tomar en los filmes:

  • Remakes: la forma más pura de explotación de las añoranzas de un público es tomar el producto original para crear una nueva versión, una calca que emule al original en parte o en la totalidad de sus elementos. Un ejemplo de esto son los trabajos que la compañía del ratón donde recrean en versión live-action sus clásicos animados.
  • Reboot: parecidos a los anteriores, un reboot se refiere al reinicio de una franquicia, donde se respeta el trabajo original pero se cambian e introducen nuevos elementos que cambian las tramas de una u otra manera. En esta categoría entrarían los tres reinicios que ha sufrido el Hombre Araña en las ultimas dos décadas. 
  • El anecdotario: el punto focal de la cinta gira en torno a experiencias pasadas, propias de los creadores del filme o no. A estas experiencias se les da un tratamiento cinematográfico para mostrar uno o varios puntos de inflexión en la vida del protagonista, usualmente con fines empáticos o para que la audiencia se relacione. Un ejemplo de esto es Radio Days de Woody Allen. 
  • El pretexto: los filmes de este tipo son en su mayoría creaciones originales que utilizan la temporalidad, un elemento cultural o la referencia como parte intrínseca de la trama y estructura de la película. Utilizan el elemento nostálgico como gancho, un elemento primordial que es el principal atractivo del filme, como lo hizo el mes pasado Yesterday de Danny Boyle.
Yesterday de Danny Boyle (2019) captura como utilizar un elemento nostálgico para darle vida en una modalidad diferente

Existen películas que encajan en más de una categoría, pero lo claro es que este fenómeno está en auge, una situación que sin duda puede inquietar a muchos sobre la situación del cine en la actualidad. No obstante, he aquí la pregunta importante dentro de esta reflexión: ¿Cuáles son las repercusiones de que exista tanta nostalgia en la cinematografía de hoy?

El tema no es debatir sobre si está bien utilizarla, sino sobre si está bien utilizada. La técnica cinematográfica, el guión, la producción y por sobre todo, la calidad del producto general determinará si la nostalgia fue bien aplicada y si corresponde a un elemento que construye a la cinta, no la piedra angular de su decadencia.
Analicemos dos casos muy concretos que nos permitan vislumbrar bien en que se puede definir un buen y mal uso de la nostalgia: Once Upon a Time in… Hollywood de Quentin Tarantino y Murder on the Orient Express de Kenneth Branagh

Brad Pitt y Leonardo Dicaprio en el set de Once upon a time… in Hollywood (2019) en los papeles de un doble de riesgo y un actor de western

Once Upon a Time in… Hollywood, nos muestra una alternativa a los lamentables hechos que acontecieron alrededor de la familia Manson y de Sharon Tate. Además de presentarnos un retrato del Hollywood de finales de los sesentas donde nació y creció el director Tarantino. Aun cuando podría sentirse como un pretexto solo para contar otro de sus westerns noir de explotación (o como les decimos en casa, sus revoltijos) Quentin crea un panorama que combina sus mejores recuerdos sobre Los Ángeles, la industria televisiva y cinematográfica de aquella era, así como algunos de los aspectos más crudos de la misma, dándoles su estilo propio tanto en imagen como en diálogo.

Ahora, la versión de 2017 de Murder on the Orient Express es la cuarta adaptación fílmica de la obra de Agatha Christie, lo que la convierte en un remake bastante marcado por sus anteriores versiones. Kenneth Branagh es un gran actor y director shakespeariano, algo innegable y que le ha valido un lugar entre los grandes directores dramáticos de la actualidad. Sin embargo, su visión de la clásica novela de misterio no añade nuevos enfoques a una trama muy bien trabajada desde el trabajo literario, incluso se podría argumentar que al enfocarse en su propio protagonismo pierde bastante terreno ante previos estudios en la misma.

Murder on the Orient Express (2017) tal vez no falló al cometido de retratar la obra original, sin tratar de ir más allá


Me gustaría ahondar en la temática de esta entrada pero me gustaría dejarlo para otra ocasión, no sin antes dejar una conclusión preliminar. La nostalgia no es algo malo para el cine, puesto que le permite experimentar a nuevas generaciones una porción de las experiencias, anhelos y enseñanzas de los tiempos pasados, tiempos que no pueden ser replicados. Lo único que como cine-consumidor puedo pedir a la industria es que trate con cuidado el uso de este recurso tan valioso. Personas que nacimos a finales del siglo XX, principios del XXI hemos sentido el cambio de temporalidad como la señal inequívoca de que todo ha sido logrado en los 1900, y por ello volteamos a ver con admiración y curiosidad a las influencias de la cultura moderna. Después de todo, como diría uno de mis clientes hablando sobre su juventud: “nosotros los viejos lo tuvimos todo, y los jóvenes, que el mundo se les acaba mañana, es como no tener nada”.

– Pedro Ernesto Ramírez Mendoza AKA Hermes



Un comentario sobre “La nostalgia en el cine: ¿Buena, mala, o algo más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s