Cultura

“Belleza y Virtud” #Comentario_incorrecto

Cuando le dices a alguien que fuiste de visita a un museo, es probable que lo primero que venga a la cabeza es la imagen de ti entrando a un edificio enorme y pomposo de columnas hechas con mármol o materiales ostentosos y que lo único que hiciste fue observar por horas pinturas y esculturas blancas de gente desnuda en diferentes posiciones, antiquísimas, además de leer fichas con hechos históricos aburridísimos. Pues eso fue lo que hicimos hace un par de fines de semana con el afán de darles a conocer mi opinión acerca de la exposición Belleza y Virtud, la cual se encuentra en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

Siempre he creído que el amarillo y el azul combinan bien

Debo confesar un pecado como historiadora del arte: jamás he entrado a la colección permanente del museo. Sin embargo, he de decir que la institución se esmera con las exposiciones temporales, por ejemplo Kerámika en el 2011 y otra más reciente Las Huellas de Buda en el 2018 y a esas si he ido. Por lo que puedo decir que el museo hace honor a los orígenes del mismo como las cámaras de curiosidades. ¿En qué sentido? ¡EN ACUMULAR PIEZAS! Marie Kondo, where are you? 

El tema de una pelea es el pretexto perfecto para farolear con las texturas en la escultura

La exposición esta compuesta de piezas que provienen de diversas colecciones sobretodo británicas porque hablan acerca de cómo la herencia grecorromana permeó en la cultura inglesa, sobretodo en el ejercicio de la virtud. Se habla de como el Grand Tour, ese viajecito que todos los juniors de la época hacían a Italia o Francia para “empaparse” de cultura y que curiosamente dio como resultado el concepto que hoy conocemos de turismo.

Muy bonito todo pero… ¿y la exposición?

¿Ya vieron la carnita que jala?, ¿Recuerdan que es mármol?

Oh sí, vimos una pintura de Poussin, una copia de El Discóbolo que tiene la UNAM y hasta un pedazo muy bien conservado de un sarcófago romano. No obstante, estoy casi segura de que las observamos porque eran las más grandes y jamás tendrían competencia con los pequeños tesoros que también se encontraban ahí y que desafortunadamente varios de ellos se encontraban arrumbados en vitrinas en las esquinas o puntos ciegos de las salas. Eso amigos, se llaman errores de museografía. Que por cierto se nota la baja de presupuesto ya que usaron la misma que en las Huellas de Buda. Esta bien el reciclaje pero que no se note tanto. Pero ya hablando de la temática de la muestra, ésta era muy fácil que se perdiera ya que si bien un punto bueno era que las tipografías y los letreros tenían buen tamaño, éstas no se relacionaban completamente con las pinturas y esculturas, por lo que uno estaba más interesado en ver qué era la pieza mas que cómo se relacionaba con la vida inglesa y la virtud.

No sé si así se lanza un freezbee…

Si la van a hacer tan larga, dejen descansar.

Soy una fiel defensora de que un museo no debe entretener, y que uno como espectador tiene la mínima obligación de recorrer la exposición con lo mucho o poco que ésta posea. No obstante, considero que es un área de oportunidad (ya estoy empezando a hablar como gente de recursos humanos) el hecho de que no exista ningún lugar para descansar, tomando en cuenta que la exhibición tiene tantas piezas y pedestales tan… amplios. Digo, ¿nunca han ido a Liverpool en una venta nocturna?

Vimos esta barbaridad en El Discobolo, no lo hagan. Se ve naco y daña la pieza

Vimos cosas sucias por el hoyito.

SPOILER ALERT! Ya lo advertí, no pueden demandarme. Hay una sección en la que se habla acerca de obras que se comisionaron para el goce sexual del cliente o algunas representaciones del desenfreno sexual que en el siglo XVIII se suscitaba. Para que vean que no todo es culpa del reggaeton, ya eramos pervertidos desde entonces.

Lo curioso del caso es la siguiente pregunta: ¿cómo es que el museo resolvió poner esas imágenes? dado a que tiene un público bastante heterogéneo con niños y señoras que se espantan. Dos palabras: agujeros en paredes, (las conjunciones no son palabras) al más puro estilo de viejas chismosas, veías los grabados a través de esas mirillas que lamentablemente cambiaban demasiado rápido como para que uno pudiera disfrutar jocosamente de aquéllas representaciones.

La Sala de los Dioses, Jason Momoa y el Romanticismo

La joya de la corona de la esta exposición y por la cual es buena opción si deciden verla es porque reforzarán su conocimiento (si es que lo tenían) de la mitología y el panteón griego. Hablando ya acerca de las piezas que se trajeron, habría que extender una felicitación al museo porque siempre se esmera en traer lo más loco, increíble e impresionante que habita en cada cultura del mundo. Además de que hay una escultura de una cabeza gigante que se parece a Jason Momoa.

Cupido vestido con el traje de león de Hércules. Nos recuerda que el amor es fuerte pero nos puede hacer actuar como pendejos
Aquí tenemos a un hombre desnudo con una… suponemos que es una banderilla

Sé lo que dije arriba. Dije que no se veía el discurso curatorial en el cual querían vincular cómo es que la herencia grecorromana influenció tanto en los británicos que gracias a ello surgió la corriente del neoclasicismo, con toda esa firmeza, sobriedad, altura y perfección y al final como a modo de “continuará” pusieron un cuadro de Gustav Doré y aludieron al romanticismo como ese movimiento que les respondió, (¿recuerdan a “Los Miserables?”) por lo que la historia no quedó “terminada.”

O tal vez si lo hicieron y yo no tuve la agudeza de verlo a la primera. Quién sabe.

-Elliott Duquesne

Pd. Les dejo una galería del resto de las fotos que Greg Graffin tomó para su deleite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s